seduce el talento

Seduce el talento, sin retenerlo

Ante los últimos datos ofrecidos por las oficinas de empleo, parece ser que estamos ante un cambio de tendencia en el mercado laboral. Aunque todavía falta mucho camino por recorrer en este país, son signos de que algo empieza a moverse.  Y con ello, también se mueve el «talento».

Llevamos unos cuantos años de crisis y muchas son las empresas que durante este escenario, no han tenido en cuenta las necesidades o los intereses de sus colaboradores. Si esta tendencia sigue en esta línea, estas organizaciones pueden llegar a tener serios problemas de “fuga de talento”, sobre todo, en un contexto donde se convierte en una de las prioridades dentro de los departamentos de Recursos Humanos. La «guerra de talento» en la que están sumergidas las compañías crea una nueva realidad empresarial en la que la recuperación y el crecimiento pasan por tener talento en nuestro equipo. Por ello, es fundamental seducirlo.

6890263331_31270fb85a_b

Imagen propiedad de Jesús Solana

¿Por qué utilizo el término “seducir el talento”?

Soy de los que opinan que retener el talento, significa mantener a alguien en contra de su voluntad. Y… ¿cómo pueden conseguir esto? Seguramente con unas políticas donde lo más importante sea lo económico. Sin embargo, seducir es tener en cuenta muchos aspectos más. Tratar de diseñar estrategias más elaboradas que nos permitan mejorar el employer branding. Lograr que la compañía proyecte una imagen que sea percibida como el lugar idóneo para trabajar. Y esto, no se crea solamente con altas remuneraciones. Para construir la “marca como empleadores” debemos empezar por los nuestros para proyectar una imagen con credibilidad. Si los nuestros no se sienten comprometidos ni orgullosos de pertenecer a la compañía, nunca conseguiremos el objetivo final de esta estrategia.

«El sueldo ya no es un elemento determinante para la decisión de trabajar en una empresa u otra», se afirma en este artículo.  Entonces, ¿tiene sentido centrarse solamente en este aspecto para conseguir talento? Con esto no quiero decir que sea un punto que debemos olvidar, sino que se empiecen a valorar otros elementos que quizá sean más interesantes para los colaboradores.

La entrada de una nueva generación, conocida como millennials, al mercado laboral, hace que las organizaciones tengan la necesidad de innovar en la elaboración de estas políticas si quieren conseguir seducir al nuevo talento. En la actualidad, representan aproximadamente un 25% de la fuerza laboral, sin embargo, dentro de unos 10 años se convertirán en el 75% de esta fuerza. Para esta nueva generación, aspectos como la conciliación, el clima laboral o la posibilidad de desarrollo profesional cobran una mayor relevancia y son más valorados que la propia retribución. Si el objetivo es atraer y mantener el nuevo talento, las políticas siempre deberán tener en cuenta el contexto en el que se desarrollan.

Si lo que realmente perseguimos es marcar la diferencia y ser competitivos con el capital humano, es de suma importancia ser proactivos y dinámicos. Las estrategias que se lleven a cabo deben lograr la atención del público objetivo y transformarlo en potenciales candidatos futuros. En este punto, cobran importancia dentro de las empresas las redes sociales.

Las redes son canales muy potentes que permiten a las compañías interaccionar y generar una comunicación bidireccional con los futuros candidatos. Además, ofrecen una gran oportunidad de mostrar lo que realmente se hace en la empresa y que sus colaboradores muestren su orgullo de trabajar en ella. No existe mejor fórmula que convertir a los empleados en los verdaderos embajadores de la marca en la red.

Para recuperarse y crecer hay que tener talento. Y para tenerlo, mejor seducirlo que retenerlo.

Vicente Benavent

One Comment to Seduce el talento, sin retenerlo

Responder a moisesmansurcisneiros Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: