Experiencia_candidato

Cuida a tus candidatos como clientes

Experiencia

Adaptación del diseño de Freepik

 

La experiencia de un candidato en el proceso de selección podríamos decir que empieza cuando una persona se interesa por una compañía y termina cuando ésta se incorpora al equipo. Todo lo que sucede durante ese periodo puede marcar, tanto de forma positiva como negativa, la imagen como empleador y por ende, la capacidad para reclutar talento.

Parece que muchas empresas no consideran este aspecto como relevante dentro de los procesos de reclutamiento y selección del personal. Prueba de ello es que aún existe un alto porcentaje de compañías que no responden a las candidaturas de empleo. ¿Tanto cuesta dar una respuesta a esa persona que se interesa en trabajar en nuestra empresa? ¿Sabes cuánto talento te puede costar (está a precio de oro) este gesto?

Muchas veces, ya sea por la carga de trabajo o por tener establecidos procedimientos tan mecánicos, olvidamos muchas veces la importancia que tienen los candidatos para el éxito de una compañía. ¿Verdad que es importante ofrecer una buena experiencia de compra al cliente? Desde el departamento de personas, también debemos cuidar y desarrollar la atención de nuestros “clientes” con el fin de presentarles la mejor experiencia posible en los procesos de reclutamiento.

Sin ninguna duda, vivimos tiempos en que necesitamos contar con el mejor equipo y, por ello, adquiere una especial relevancia el employer branding. Con malas experiencias solamente dificultaremos el reclutamiento del talento necesario para ser competitivos. Por el contrario, una buena experiencia puede ser la llave al mejor talento.

Algunas recomendaciones para mejorar esta experiencia

Cada cierto tiempo, pienso que sería conveniente revisar el camino que el candidato sigue para postular a las ofertas. Seguro que ponerse en el lugar del otro, nos ayudará a ver algunas dificultades que pueden llegar a ser molestas y engorrosas para las personas interesadas en nuestra compañía.  Como por ejemplo, las “terroríficas” carrers sites que debes rellenar una gran cantidad de datos y que supone mucho tiempo para el candidato. Ahora hay aplicaciones que permiten postular mediante el perfil de LinkedIn. ¡Cuando más fácil sea, más talento se unirá! Seguir sus mismos pasos nos permitirá analizarlo desde su punto de visto.

Uno de los principales aspectos a tener en cuenta es la comunicación que se da en cada fase del proceso. Seguro que nuestros candidatos agradecen una comunicación cordial y respetuosa durante las entrevistas, información clara sobre la vacante o una respuesta (acompañada de feedback) para reducir la incertidumbre que provoca cualquier proceso de selección. Probablemente, uno de los puntos con mayor relevancia para los candidatos que puede marcar mucho su experiencia, tanto negativa como positivamente. Si se hacen bien las cosas, aunque al final la respuesta por parte de la empresa sea negativa, reconocerán este gesto y la imagen seguirá intacta o, incluso, la mejorará.

Siempre debemos buscar la manera de mejorar el sistema de reclutamiento. Para lograr esta mejora continua es fundamental escuchar a los solicitantes, con el fin de obtener y analizar el feedback que nos pueden proporcionar. Ahora contamos con herramientas que nos pueden facilitar la tarea de escucha como por ejemplo las redes sociales. Este medio se ha convertido en uno de los principales canales de comunicación de las personas, por lo tanto, pienso que todas empresas deben estar. No solo para comunicar ofertas de empleo o noticias corporativas, sino también para escuchar e interactuar. Una iniciativa interesante, que aplican desde hace un cierto tiempo los compañeros de Etrania Human Ressources, es obtener ese feedback mediante cuestionarios anónimos. Mediante todo tipo de ítems que evalúan el procedimiento del proceso, consiguen las opiniones de los candidatos una vez finalizado el mismo. Lo que no cabe duda, que la mejor forma de mejorar es saber cómo lo estamos haciendo haciendo participe al otro punto de vista.

A mi parecer, proporcionar flexibilidad al proceso puede marcar la diferencia en cuanto a mejora de la experiencia del candidato. Como anteriormente he mencionado, la rigidez nos establece una manera tan mecánica de hacer las cosas, que no nos permite ver más allá de lo establecido. Surgen nuevas tendencias de reclutamiento, como las redes sociales, el reclutamiento móvil o la gamificación, que nos pueden acercar mucho más al nuevo talento y sin esa flexibilidad será imposible adaptarlas y aplicarlas con éxito.

No dejes que el talento se aleje por ofrecer malas experiencia como candidato. Puede que ya no tengas otra oportunidad para contar con ellos.

¿Tratas a tus candidatos como clientes?  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: